El testamento y su alarmante ausencia en la cultura mexicana

Testamento ante notarioDespués de una concienzuda revisión de diferentes fuentes, incluidas las oficiales, es difícil determinar cuántas personas tienen testamento en México. Algunos dicen que una de cada 500, otros dicen que dos de cada 100. No es necesario esforzarse para refinar el dato. Todos coinciden en que el número es muy bajo y basta con decir que yo no tenía testamento hasta hace poco y lo más probable es que tú no lo tengas.

Hablar de la muerte, de tu muerte, es de muy mal gusto; sobre todo si no hay una razón de peso para hacerlo. No tengo duda de que los testamentos que hay en México son, en su mayoría, de personas que están en riesgo, ya sea por edad o por enfermedad. Ninguna persona sana entre 35 y 60 años tiene pensado morir y a eso se debe la gran cantidad de personas que mueren intestadas, es decir, sin testamento.

Vale mucho la pena entender el tortuoso camino que deberán recorrer nuestros seres queridos si no tomamos acción al respecto y nos sorprende anticipadamente la huesuda, a propósito del día de muertos, que está a la vuelta de la esquina.

Desde hace muchos años (más de 15), las autoridades han hecho esfuerzos conjuntos con los notarios mexicanos para promover la cultura del testamento. El objetivo es proteger a la familia y a su patrimonio. Es necesario decir que los notarios son los único facultados para ofrecer el servicio de registro de testamento.

Según datos del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, el Distrito Federal y el Estado de México son las entidades con mayor cultura testamentaria. En 2013 concentraron el 36% de los testamentos del país. Le siguen Jalisco, con 13%; Nuevo León, con 8%; Veracruz, con 6%; y Sinaloa y Aguascalientes, con 4%.

Un cambio positivo

Pareja recibiendo información acerca de su testamentoLa esperanza de vida crece cada año. En 1930, era de menos de 40 años. En 2017 es mayor a 75. El testamento no puede ser algo que se hace porque la muerte se acerca. Es uno de los muchos temas que hay que tener en orden, como tu credencial para votar o tu pasaporte.

Una idea común es que hay que poseer muchos bienes para que sea necesario otorgar testamento. Se trata de esos casos en que la sabiduría popular está en un grave error. Sin importar la situación patrimonial de una persona, sus herederos deberán atravesar por el mismo proceso de adjudicación, tortuoso e interminable. Se trate de una pequeña cuenta bancaria, una cochecito modelo 80 o un rancho de 500 hectáreas, el camino es el mismo.

Es algo más que dinero y bienes

Definir la distribución de tu herencia es de gran beneficio para ti y para todos los involucrados. Solo tú sabes cómo quieres que se reparta tus bienes, quiénes pueden encargarse de algo en particular o quiénes no. Contadas son las veces en que las personas pueden llegar a un buen acuerdo sin que el testador defina qué es para quién. La unidad familiar no sufrirá si está de por medio tu voluntad sobre cómo proceder.

En el testamento podrás nombrar a las personas que se quedarán al cuidado y educación de tus hijos. A estas personas se les denomina tutores. Podrás definir qué dinero tendrán estas personas para cumplir con esta encomienda. Si tienes un seguro de vida, en cualquier de sus diversas presentaciones y nombres, y no tienes testamento, es posible que la persona que el juez designe para cuidar de tus hijos no sea la beneficiaria de tu seguro. Por ello, esta clase de detalles debe considerarse.

En cualquier escenario que se encuentren tus herederos, el testamento define tu voluntad y les facilita el trámite sucesorio. El ahorro de tiempo y dinero en el proceso de adjudicación es significativo.

El testamento en pasos

A los mexicanos nos gusta imaginarnos cómo sería hacer algo, tanto para animarnos a hacerlo, como para justificar nuestra falta de acción. A continuación leerás los sencillo pasos que deberás caminar si te decides.

Pasos para hacer tu testamento1. Acudir con el notario público certificado de tu elección. No tienes que hacer una lista o relación de todos tus bienes al otorgar un testamento, ni acreditar su propiedad.

2. Proporcionar la siguiente información.

  • Nombre del testador.
  • Datos generales (lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad, domicilio y ocupación).
  • Estado civil.
  • Identificación oficial y CURP.
  • Nombres completos de los miembros de tu familia, incluidos padres, cónyuge e hijos.
  • Información específica si eres una persona con alguna discapacidad para ver, oír, hablar o firmar.

3.- Deberás establecer a las personas que quieres nombrar como tus herederos. Si los herederos son dos o más, deberás definir la proporción (porcentaje) en que cada uno participará de la herencia.
4.- Si quieres heredar o legar algún bien de manera específica a una persona, será necesario que detalles de qué bien se trata y quién deberá recibirlo.

5.- Tienes la facultad de designar a una o varias personas como albaceas. Ellas deberán asegurarse de que se cumpla lo dispuesto en tu  testamento. Solo debes designar a la persona o personas por nombre.
6.- Los padres o personas que tengan la patria potestad (custodia) sobre menores de edad tienen la posibilidad de nombrar a uno o más tutores, así como asegurar que reciben el dinero necesario para cumplir esta difícil encomienda.

Joven pensando en su testamento

El momento es ahora, como casi siempre

Deseamos de todo corazón que pase mucho tiempo antes de que sea necesario abrir tu testamento. Pero encárgate de ese pendiente de una vez. Nadie tiene la vida comprada, dirían los abuelos.

En Todo Sobre Seguros tenemos un convenio con un grupo de notarios, para dar a nuestros miembros condiciones preferenciales.

Hasta la próxima.

Share.

About Author

Leave A Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.